Beneficios

Consulta las características del cliente prospecto al momento de la evaluación, para definir la mejor oferta asociada al cliente y al producto a otorgar. 

Contribuye a Implementar estrategias de precio a clientes actuales y potenciales.

Permite consolidar portafolios especializados en función de la rentabilidad esperada sobre cada producto.

Apalanca decisiones estratégicas a nivel de clientes, segmentos o de la totalidad de la cartera.

Evalúa al cliente en función de su portafolio inicial, logrando una mayor discriminación entre “clientes buenos” y “clientes malos” desde el otorgamiento.